Organización, planes de emergencia y simulacros

Organización, planes de emergencia y simulacros

GUÍA DE SEGURIDAD ESCOLAR. NICARAGUA

Datos generales

  • Fuente: Ministerio de Educación (MINED), Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED).
  • Lugar de aplicación: centros educativos de Nicaragua.
  • Contacto: Juan Salvador Méndez. Correo electrónico , Silvia Ulloa. Correo electrónico:
  • Teléfonos: (505) 2265 0250; (505) 8902 2287; (505) 2280 910; (505) 2280 9037.
  • Usuarios de la herramienta: docentes y estudiantes de los centros educativos del país, y organismos internacionales y ONG nacionales que trabajan en la temática de gestión de riesgos, vinculadas con los preparativos para la respuesta.

Experiencia que origina la herramienta: aspectos relevantes

El Ministerio de Educación, en el marco del Decenio Internacional para la Reducción de Desastres, con el apoyo de la organización “Compañeros de las Américas”, inicia un proceso de sensibilización y organización de docentes y estudiantes en los preparativos para la respuesta. Además, con la creación del SINAPRED, mediante la ley 337, se delegan funciones al MINED, mediante el decreto 98-2000, siendo una de ellas la elaboración de planes de respuesta en los centros educativos y la utilización de la infraestructura educativa como albergues provisionales, ambas como parte de la respuesta ante desastres.

En el 2003, con el apoyo de Cruz Roja Nicaragüense y Cruz Roja Holandesa, en el
marco del proyecto de cambio climático, apoya financieramente la actualización y publicación de la “Guía de seguridad escolar”, la cual está dirigida a fortalecer las capacidades de respuesta en los centros educativos ante una situación de desastre.

Actualmente, se han realizado reproducciones de esta herramienta con fondos de diversos socios como la Cruz Roja Nicaragüense, Visión Mundial, COSUDE, CARE y ACSUR, entre otros.

Descripción de la herramienta

Es un documento guía con enfoque en los preparativos para desastres dentro de la seguridad escolar, que define los pasos a seguir en un centro educativo para la elaboración del plan de emergencia.

¿Para qué sirve y cuál es su importancia?

  • Objetivo de la herramienta: fortalecer las capacidades de los centros educativos, con técnicas que permitan la promoción, el diseño, el desarrollo, la evaluación y la sistematización de planes de seguridad escolar ante emergencias y desastres.
  • Aportes de la herramienta: es una herramienta necesaria para las y los directores de los centros educativos, como los responsables directos de la conformación y coordinación de los comités de seguridad escolar. También es necesaria para las y los estudiantes que hayan adquirido o modificado hábitos preventivos y actitudes positivas frente a los factores de riesgo, mejorando así sus habilidades para la comunicación, autogestión, liderazgo, protagonismo y relaciones interpersonales.
  • Otro aspecto de valor de la herramienta es el enfoque transversal que permite a docentes, estudiantes, padres de familia e instituciones de respuesta, trabajar la temática de gestión de riesgos a partir de las actividades de preparación, organización, capacitación, entrenamiento y evaluación de los planes.
  • La herramienta es replicable. La Ley 337 y el Decreto 98-2000 le asigna al MINED la elaboración de planes de seguridad escolar, con obligatoriedad para todas las escuelas del país.
  • Beneficiarios directos: el Ministerio de Educación (MINED) y la comunidad educativa en general de todos los centros escolares del país.
  • Beneficiarios indirectos: población que habita en el área de incidencia de los centros escolares.

Proceso de construcción e implementación de la herramienta

Paso 1. Desarrollo y validación de la herramienta

  • Revisión de bibliografía y material existente sobre seguridad escolar. Este análisis permitió identificar, sobre la base de la experiencia del MINED y sus aliados, las necesidades del tema.
  • Diseño modular que permite la integración de todas las modalidades del subsistema (preescolar, primaria, secundaria, formación docente y educación de jóvenes y adultos). En cada nivel educativo se pueden integrar las acciones de preparativos para la respuesta, dinamizado desde el docente y puesto en la práctica por los estudiantes, principales actores de este proceso.
  • Presentación del documento borrador para su validación y revisión técnica por parte de instituciones de respuesta como Cruz Roja Nicaragüense y Bomberos.

Paso 2. Proceso de implementación de la herramienta

  • Organización, coordinación y ejecución de los talleres. Las capacitaciones se realizaron a nivel municipal, de acuerdo a la presencia de proyectos ejecutados por diversas organizaciones.
  • Implementación de la capacitación a docentes, delegados departamentales y municipales, asesores pedagógicos y personal administrativo durante los últimos años. El modelo metodológico utilizado para desarrollar los talleres se basó en el Constructivismo, que concibe la enseñanza como una actividad crítica, y al facilitador como un profesional autónomo que investiga reflexionando sobre su práctica, y también como un participante más.

Paso 3. Disposición de recursos para la fase de desarrollo e implementación

Aspectos de sostenibilidad de la herramienta

  • En términos socio-culturales: adaptación de los materiales a todas las realidades socio-culturales de la comunidad educativa para facilitar la compresión de los contenidos.
  • En términos económicos: disposición de recursos físicos, materiales, financieros y humanos para la implementación de la herramienta, equipamiento requerido y capacitación de los docentes en el tema y uso de los instrumentos.
  • En términos institucionales: la sostenibilidad se dará en la medida en que se cumplan las funciones delegadas por el Decreto 98- 2000, de la Ley 337.
  • En términos pedagógicos: el enfoque transversal de la herramienta permite a docentes y estudiantes trabajar la temática de gestión de riesgos a partir de las acciones de preparativos para la respuesta.

Lecciones aprendidas

Todo proceso de elaboración de materiales educativos debe planificarse y tomar en cuenta los aspectos socio-culturales, así como la complejidad de sensibilizar a los docentes sobre la importancia de integrar las acciones en el calendario anual.

El enfoque transversal de la gestión del riesgo en la currícula escolar, además de ser integral y estratégico, permite que los docentes no sientan una sobrecarga académica, ya que entre más temas surgen separados de las adecuaciones curriculares, mayor es la tarea para el desempeño del docente.

Las entidades responsables del diseño de materiales educativos, como por ejemplo, el Ministerio de Educación, deben ser las encargadas de conformar el equipo técnico con personal de la entidad. Esto permite un mayor empoderamiento del personal sobre la importancia de elaborar e implementar los planes escolares de respuesta. Así, el equipo de asesores debe jugar el papel de facilitador del proceso de construcción de los planes.

Las orientaciones metodológicas están basadas en el uso de estrategias, técnicas y procedimientos activos y participativos, considerando la reflexión individual y colectiva, análisis de casos, investigación documental, dramatización y simulacros, como actividades primordiales que potencian las experiencias y conocimientos de los alumnos y alumnas.

Recursos de información de la herramienta

Título: Guía de Seguridad Escolar.
Autor: Ministerio de Educación y Cruz Roja Nicaragüense. Nicaragua, 2005.
Dirección electrónica:
http://www.crid.or.cr/digitalización/pdf/spa/doc17832/doc/17832.htm

Resumen: la “Guía de Seguridad Escolar” refleja la experiencia de campo del magisterio nicaragüense, dentro de la preparación ante emergencias y desastres, con la perspectiva de la gestión de riesgos, con la participación activa de toda la comunidad educativa, y con el apoyo de instituciones de respuesta como Cruz Roja Nicaragüense y Bomberos. El personal docente deberá adecuar el plan escolar de respuesta a cada una de las amenazas de su región, departamento, municipio, localidad y centro educativo. La organización escolar para emergencias y desastres orienta la conformación de los comités de seguridad escolar, el diseño y la elaboración de los planes de seguridad escolar, la estructuración de la brigada, y la manera de evaluar el plan con los actores principales de la comunidad educativa.